"Las células madre del músculo esquelético en edad geriátrica convierten su estado de quiescencia reversible a senescencia", publicado en Nature.

Dra. Pura Muñoz-Cánoves

¿Cuáles son los puntos más destacados del trabajo premiado?

Nuestro trabajo ha identificado un mecanismo fisiológico que interviene en el proceso de envejecimiento irreversible de las células madre musculares en organismos de edad muy avanzada. Concretamente, este trabajo revela que las células madre de músculos de ratones de más de 28 meses de edad (ratones geriátricos –equivalentes a personas de 80 años en adelante) pierden su capacidad regenerativa debido a la activación de una vía de señalización asociada a la senescencia celular, por la cual estas células pierden su capacidad para dividirse. El trabajo indica que procesos similares pueden también intervenir en la degeneración muscular asociada al envejecimiento avanzado en humanos.

La regeneración del músculo esquelético depende de las células madre musculares (células satélite) que se hallan en un estado latente o quiescente, y que pueden activarse y expandirse tras un daño para formar nuevas fibras musculares y sustituir las dañadas. Desde hace años, se ha considerado que las funciones reparativas de las células satélite decaen con el envejecimiento, aunque mantienen siempre una cierta funcionalidad.

La investigación ha revelado que las células satélite geriátricas sufren alteraciones intrínsecas que son irreversibles y que imposibilitan que estas células transiten desde el estado de quiescencia al de activación y expansión. Ello impide la regeneración muscular en edad muy avanzada. En concreto, hemos identificado que la proteína p16 (que bloquea la división celular) está expresada en las células madre musculares geriátricas (y está ausente en las células adultas), y que esta proteína es uno de los factores responsables de la pérdida de capacidad de activación de las células satélite geriátricas, y de su transición desde el estado de quiescencia o latencia a un estado de senescencia irreversible.

¿Qué aplicaciones futuras podrían tener los hallazgos que se han obtenido con esta investigación?

El trabajo identifica la senescencia de las células madre del músculo esquelético como el factor responsable de la pérdida del estado normal de quiescencia de estas células durante la vida adulta, y como la causa de la pérdida de capacidad regenerativa en la edad geriátrica. Puesto que los mecanismos de senescencia se han encontrado también desregulados en células musculares humanas geriátricas, estos hallazgos abren las puertas a la investigación encaminada a atenuar la pérdida de capacidad regenerativa del músculo en personas de edad muy avanzada, lo que conferiría mayor independencia y calidad de vida a las personas ancianas. Estos hallazgos también pueden servir de base para avanzar en la investigación de enfermedades neuromusculares que cursen con degeneración tisular.

El enlace al trabajo publicado es el siguiente:
http://www.nature.com/nature/journal/v506/n7488/full/nature13013.html