La Fundación Pfizer ha puesto en marcha la tercera edición del proyecto educativo ‘Tenemos mucho en común’, una iniciativa pionera que implica a los mayores de 60 años en la promoción de hábitos saludables en los alumnos de 5º y 6º de Primaria.

Francisco J. García Pascual: ‘Tenemos mucho en común’ es un programa educativo de la Fundación Pfizer que tiene como objetivo la promoción de hábitos saludables, la prevención de enfermedades como la obesidad y establecer un diálogo intergeneracional.

Este proyecto ofrece a las escuelas la posibilidad de fomentar los buenos hábitos de alimentación, higiene y ejercicio físico para conseguir un futuro saludable entre los alumnos y estrechar el vínculo entre dos generaciones.

Niña: Abuelito..¿Tú que merendabas cuando eras pequeño?

Abuelito: Mira, yo tomaba manzanas, que son sanísimas. También tomaba uvas y mucha leche. La leche que hay ahora es estupenda, porque hay una variedad de leches de todos los tipos.

Niña: A mí me gustan mucho las manzanas, las uvas y la leche.

Abuelito: Pues entonces, vas a vivir más años que Matusalén.

1.- El dinamizador

‘La salud a través del tiempo’

‘Tenemos mucho en común’ traslada a las aulas a un dinamizador. Se trata de educador de más de 60 años un profesional sanitario, previamente formado que debate con los niños las semejanzas y diferencias que existen entre los hábitos de su infancia y los actuales.

Ángel Bueno (dinamizador): Es muy bonito ver la atención que prestan los niños cuando les digo: ‘Me llamo Ángel y me podéis considerar como vuestro abuelo porque yo vengo a daros una charla que nos vamos a entretener mucho. Vamos a hacer un juego en el que quiero que me hagáis todas las preguntas que se os ocurran. A los niños, verdaderamente, se les ponen unos ojos, que parece que se les van a salir de la cara, que parece que nunca les ha hablado una persona mayor.

Ángel tiene 73 años y dos nietos. Es uno de los dinamizadores que trabaja en la Comunidad de Madrid y ya ha visitado más de 100 aulas transmitiendo sus conocimientos y experiencias sobre alimentos, ocio, ejercicio… y formas de vida sana de los años 40.

Francisco J. García Pascual (Director Fundación Pfizer): La figura del dinamizador es clave. Son personas en general mayores de 60 años hasta 90. Su papel fundamental es interaccionar con los niños que tienen entre 10 y 12 años, para establecer un diálogo y compartir experiencias en juegos y alimentación de la infancia. El dinamizador fundamentalmente está dentro del ámbito sanitario, por ejemplo son médicos.

Durante una hora que dura la visita al aula, el dinamizador les aporta su propia experiencia mediante juegos y diálogos.

Ángel  Bueno (dinamizador): A veces les cuento a los niños ¿Sabéis cómo se curaba una herida cuando yo era pequeño? En aquella época, poníamos una tela de araña y la poníamos en la herida y así nos curábamos. Y claro, muchos de ellos te dicen, pero como vamos a ponernos una tela de araña y se quedan muy sorprendidos.

Ana  Mansilla (dinamizadora): Por ejemplo, yo les cuento que para tener unos huesos sanos y que tengan el hábito de hacer ejercicio. Les digo que si viven en un tercer o un quinto piso que un par de días a la semana suban andando. Ellos ahora no lo notan pero cuando sean mayores, esta pequeña actividad repercute en su salud.

A Ana le fascinan los niños, su experiencia como dinamizadora le hace sentirse activa y rejuvenecida.

Ana Mansilla (dinamizadora): El hecho de poder realizar esta actividad interiormente me llena y es muy gratificante.

2.- Material didáctico. ‘El libro del profesor’

Además, para conseguir los objetivos del programa, la Fundación Pfizer ofrece a los centros educativos el Libro del Profesor. Este material pedagógico facilita a los profesores el trabajo sobre estilos saludables físicos y generacionales y a nivel intergeneracional con tres pilares fundamentales: Cuidarse, comunicarse y solidarizarse.

En este material aparecen textos e ilustraciones donde se promociona la alimentación saludable, la comunicación con los mayores y comportamientos respetuosos con el entorno y el medio ambiente con el fin de conseguir un envejecimiento saludable.

Niña: Abuelito, ¿Y tú a qué jugabas cuando eras pequeño?

Abuelito: Pues mira hija. Yo montaba en bicicleta y jugaba al fútbol con una pelotita de trapo que hacíamos nosotros, porque bueno, era lo que había. También, andábamos mucho porque entonces no había vehículos. Al andar tanto, siempre estábamos en forma.

Niña: Ahhh, pues a mí me gustaría que a partir de mañana me llevaras al cole andando.

Abuelito: Entonces, todos los días andando, Ya verás, nos vamos a poner hechos unos fieras.

3.- Material Didáctico. ‘La carta de la salud’.

Francisco J. García Pascual (Director Fundación Pfizer): El programa ‘Tenemos mucho en Común’ va incorporando nuevos materiales según va evolucionando. El último ejemplo es la carta de la salud. De esta forma, los niños se comprometen con los padres, con la familia y las escuelas a adquirir hábitos saludables.

La carta de la salud ayuda a los niños a compartir con sus padres y familias lo que han visto y aprendido en clase. Se trata de un sencillo material que los profesores entregan a los alumnos para que lo completen en casa en compañía de sus seres más queridos.

4. Proyecto ‘Tenemos Mucho en Común’ Resultados Actuales.

‘Tenemos mucho en Común’ se inició hace dos años y cuenta con el apoyo de las Consejerías de Educación y Salud de las Comunidades Autónomas donde se ha ido implantando. De momento, los educadores han visitado más de 1.700 aulas y cerca de 40.000 niños han participado en este programa pionero cuyos resultados están siendo muy positivos para los centros, profesores y alumnos.

Ángel  Bueno (dinamizador): El profesorado nos ha comentado que después de la charla los niños traen fruta o un bocadillo en lugar de un dulce o un bollo. Para los profesores es una muestra de que los niños han reconocido la importancia de lo que se les ha contado en la dinámica.

Narrador: El 40% de los profesores cree que después de la dinámica ha cambiado la percepción de los niños sobre la diversidad los alimentos, el 25% trata de influir en el entorno bien sean sus padres, familiares o amigos. El 90% opina que la actitud de los niños hacia el mayor es buena o excelente.

Ángel  Bueno (dinamizador): Los niños y yo concretamente, creo que aprendemos muchísimo porque los niños te enseñan a ser más sensible ante la edad que tienen ellos, son muy dulces y tienes que darte cuenta de lo inocentes que pueden llegar a ser.

Ana  Mansilla (dinamizadora): La oportunidad que tienen estos niños con estas charlas yo creo que es un lujo, nosotros a su edad no disponíamos de esta información que es tan preciada para el resto de la vida.

‘Tenemos mucho en Común’ es una de las pocas iniciativas que están propiciando un acercamiento entre los niños y los abuelos.

Niña: A mí me gustaba más la vida de los niños de antes porque comían más fruta y más verdura, y hacían más deporte. Ahora, los niños se sientan en el sillón y lo que más les gusta es jugar con la consola y no hacen nada más.

Niño: ‘Mi abuelo me ha contado que cuando era pequeño iba andando a todos los sitios y era muy buen deportista. Yo quiero ser tan buen deportista como él.’

Niña: Los niños tenemos que escuchar lo que dicen los mayores. Es mejor hablar con los abuelos que ver la tele’.